Los aparatos que funcionan a gas se conocen con el nombre genérico de gasodomésticos, es el caso de las calderas de calefacción, calentadores de agua caliente, hornos, cocinas y secadoras que consumen gas para su funcionamiento. Estos aparatos necesitan que el gas llegue a sus quemadores con un determinado caudal y presión de gas para funcionar correctamente. Para conseguir la presión óptima del gas a la entrada de los aparatos de consumo, la industria del gas se sirve de los reguladores de gas.

Los reguladores de gas son de distinto tipo y se diferencian por su tamaño, caudal y presión del gas que son capaces de reducir. Diferencia que hay entre la presión que tiene el gas a la entrada del regulador y la presión final resultante del gas a la salida del regulador.

En ocasiones las instalaciones de gas se diseñan en varias etapas de regulación de presión, motivo por el que existen varios y distintos tipos de reguladores de gas en una misma instalación.

Los reguladores de abonado para gas natural que hoy presentamos quedan instalados en el último tramo de la instalación de gas individual. Se instalan siempre antes del contador de gas y se conocen como reguladores de abonado porque prestan servicio a una sola instalación de gas, conocida también como Instalación Receptora Individual de gas (I.R.I.)

Los reguladores de abonado de gas natural van a garantizarnos que el gas natural a su salida, se encuentre a una presión de 20 mbar con un margen de +/- 10% de oscilación. Esta acción por parte del regulador de abonado hace posible que la presión del gas que llega a los aparatos de consumo se encuentre dentro de los valores adecuados para el correcto funcionamiento de calderas, calentadores, hornos, cocinas y secadoras de gas.

Reguladores de abonado para Gas Natural en escuadra

Los reguladores de abonado de gas natural incorporan interiormente un dispositivo conocido como VIS de mínima. La VIS de mínima tiene como función asegurar el cierre del paso del gas si la presión del gas desciende por debajo de unos valores preestablecidos por si en un determinado momento cae la presión en la red del gas o si se produce un exceso de consumo en la instalación que haga descender la presión. Se trata por tanto de un esencial elemento de seguridad.

Como todo accesorio de una instalación de gas debe ser instalado y certificado por una empresa autorizada de gas que garantice su correcto montaje y total seguridad para el uso y funcionamiento de la instalación.

Call Now Button