El cambio climático es uno de los problemas más alarmantes del mundo contemporáneo. Las estimaciones, publicadas por diferentes medios en el mundo, indican que nos quedan 10 años para revertirlo antes de que la situación se vuelva devastadora.

Cuando hablamos de cambio climático, nos referimos a la variación global del clima de la Tierra. Estas modificaciones tienen mucho que ver con la acumulación de gases de efecto de invernadero; estos, al concentrarse, evitan que el calor del sol escape y provocan un aumento de la temperatura.

El calentamiento global, provocado por el cambio climático, supone cambios graves en el planeta, como el aumento del nivel del mar, fenómenos atmosféricos extremos, deforestación, desaparición de especies, etc. Sin embargo, es importante saber que, como individuos, podemos poner en marcha acciones en nuestro día a día que ayuden a frenarlo y a cuidar el medio ambiente. A continuación, te compartimos algunas que puedes emprender para evitar el cambio climático:

  1. Reciclar. Por ejemplo, reciclar un kilo de botes de aluminio consume diez veces menos energía que producirlas; lo mismo ocurre con el papel.
  2. Hervir únicamente el agua necesaria al preparar alimentos o bebidas calientes.
  3. Opta por la ducha en lugar del baño. Con esta acción ahorras agua, así como toda la energía que necesitas para calentarla.
  4. Utilizar bombillas de bajo consumo. Duran más y usan cinco veces menos electricidad que las bombillas incandescentes.
  5. No dejar enchufado el cargador del movil. Se pierde mucha energía con ello.
  6. Utiliza menos el transporte privado y más el público o vehículos ecológicos, como los que funcionan con gas natural. Los vehículos automotores son los principales responsables por las emisiones de CO2, el principal responsable del efecto invernadero.
  7. Llevar una dieta baja en carbono. Se trata de comer de manera más inteligente reduciendo el consumo de carnes (debido a que la ganadería es uno de los mayores contaminantes de la atmósfera) y aumentando el consumo de frutas y verduras (de preferencia que sean locales y de temporada).
  8. Actuar contra la pérdida de bosques, en la medida que te sea posible. Si necesitas comprar madera, busca la de origen sostenible. Evita acciones que puedan provocar incendios, y recuerda… ¡También puedes plantar un árbol!

Lo más importante es que juntos generemos más conciencia acerca del problema del cambio climático, aun si solo actuamos de manera personal o local. Es importante también pedir a los gobiernos que fomenten políticas públicas más ecológicas para la industria, promuevan un transporte público más sostenible y motiven el uso de energías renovables.

Call Now Button